Practicando-el-arte-del-Mindfulness-o-la-atención-plena-imagen
Vivir el aquí y el ahora es una disciplina que se puede fortalecer practicando el mindfulness o la atención plena. Aunque parece que es un término que es inventado por la sociedad moderna; realmente es una técnica milenaria y nos puede beneficiar a nivel físico y mental. ¿Te gustaría practicar algunos ejercicios que te pueden cambiar el estado de ánimo?

Cuando se habla de mantener la atención en el aquí y el ahora, ante todo se debe mencionar que es una disciplina, entonces deberás dedicar algunos minutos diarios a comenzar a controlar tanto tu cuerpo como mente para poder así de manera gradual conectarlos.

Hacer la transición de una vida llena de ansiedad o estrés a una consciente de cada evento; te ayudará a reaccionar de una manera más objetiva, a mantener el control de tus emociones, resolviendo de esta manera cualquier reto o inclusive algún problema.

El-poder-sentir-o-vivir-un-estado-de-relajación-frase-imagen
El poder sentir o vivir un estado de relajación no solo te permitirá fomentar tu bienestar personal, también podrás tener mejor interacción o desarrollo a nivel laboral y al mantener una actitud consciente ante la vida mejorará tu estado de ánimo, desarrollando finalmente mejores relaciones.

En estos tiempos encontrarle el sentido a la vida y reinventarse es necesario y el practicar esta disciplina te permitirá lograrlo. Al desear compartir con ustedes herramientas para vivir plenamente, me tomé un tiempo para investigar, entender y comenzar a practicar esta maravillosa disciplina.

índice-contenido-mindfulness

¿Qué es el mindfulness o atención plena?

El mindfulness o la atención plena tiene su origen desde hace más de 2500 años, basada en la meditación budista. Al esta ser adaptada a la cultura occidental, con el tiempo ha ido tomando más relevancia en temas como la salud, por este motivo la ciencia se ha encargado de conectar los beneficios que nos trae mediante distintas investigaciones.

Pero ¿Cómo podemos definirla? El mindfulness se puede definir como la capacidad de prestar atención al presente con afecto y sin juicio alguno, es poder estar consciente de lo que está sucediendo; controlando los pensamientos negativos del pasado y las ansiedades hacia el futuro.

Ciertamente la función del cerebro es pensar, pero esto también nos condiciona a creer que es superior al resto de nuestro cuerpo, es una acción que debemos controlar, ya que en todo nuestro ser tiene que existir un equilibrio perfecto.

Somos muy duros con nuestro cuerpo, no nos alimentamos bien, no hacemos ejercicios, no descansamos lo suficiente y no entendemos cómo cuidarnos, creyendo que solo debemos  estar enfocados en  nuestros pensamientos.

no-cuidamos-nuestro-cuerpo-ni-nuestra-mente-frase
Nuestra mente necesita tener una conexión con el cuerpo, permitiéndonos aprender a sentir, a escucharnos y cuidarnos bajo una condición totalmente sana, esto es lo que enseña el mindfulness.

Esta disciplina nos conduce a sentir el anhelado bienestar personal y si eres de los que desea cambiar su filosofía de vida esta es una de las actividades que te permitirá sentir calma y observar todo pero desde una perspectiva diferente.

Conoce los beneficios que vivirás ante esta filosofía

Al vivir tantas adversidades, he tenido que ser resiliente pero a pesar de haber superado muchos obstáculos, me faltaba algo que me permitiese aprender a manejar situaciones que se salían de control.

El haber encontrado una filosofía que poco a poco ha ido calmando mis pensamientos, me hizo desear conocer cuantos beneficios obtendré si continúo practicando este estilo de vida que conecta mi mente, cuerpo y alma.

A nivel corporal es interesante conocer por ejemplo, que el tubo digestivo también cuenta con millones de neuronas y la ciencia lo considera un organismo pensante conectado con el cerebro y el corazón.

Aunque no se manifiesta de la misma manera que el cerebro, tiene gran importancia en nuestro estado de ánimo ya que el noventa por ciento de la hormona serotonina se produce en este órgano.

Cuidar cada parte de nuestro cuerpo, entender cada sensación, prestar atención a cada acción trae consigo los siguientes beneficios:

Beneficios a nivel físico

Al reducir el estrés, lograremos también mejorar la tensión arterial, el ritmo cardíaco, reducir el colesterol y los dolores crónicos como los que produce la artritis reumatoide.

Beneficios a nivel mental

Podremos mejorar la capacidad de concentración, mejora de nuestra memoria, ser más creativos, observar desde diferentes perspectivas las situaciones que se nos presentan, tener claridad mental, reducir la ansiedad y la depresión.

Beneficios a nivel laboral

Al tener la capacidad de concentrarte en el presente, puedes mejorar la calidad de tu trabajo. En la actualidad las empresas están contratando expertos en la materia para que puedan entrenar a su personal y así ser todos más productivos.

Beneficios a nivel personal

El prestar atención al presente, nos permite conocernos y ser empáticos con otras personas. Esto nos beneficia en poder tener un mejor trato con uno mismo y con los demás, seremos más amables. Al encontrarte en tu estado de bienestar puedes incluso tener una relación de pareja sana y feliz.

La basura o ruido mental

Nuestra mente genera miles de pensamientos al día y la mayoría de estos se basan en sucesos negativos del pasado o las preocupaciones del futuro, al ocurrir esto dejamos de prestar atención al instante vivido.

He conocido personas que se encuentran en un ambiente agradable, pero en ese momento piensan en lo que podrían estar haciendo en vez de disfrutar del presente.

No es su culpa, solo que permiten que su mente emitan pensamientos que los distraen, es un condicionamiento que mantiene a la persona enganchado en pensamientos fuera del tiempo y la mayoría son negativos.

El mindfulness con el tiempo nos permite conectar nuestros pensamientos en la actividad realizada justo en ese instante, permitiéndonos salir del piloto automático. ¿No te ha sucedido que estás manejando o cocinando y de repente no sabes cómo terminaste esas actividades?

Al vivir en piloto automático, sucede que hacemos las cosas pero con el pensamiento en otro lugar o tiempo. Es una desconexión con el presente tan grande que dejamos de hacer las cosas con amor y nuestra mente evita que las disfrutemos.

el-mindfulness-o-pensamiento-pleno-imagen-frase
Vivir significa experimentar el presente, concentrarse en lo que se hace y el mindfulness nos enseña que nuestra mente siempre generará pensamientos, pero tendremos la capacidad de regresar al presente cada vez que estos nos interrumpan.

¿Cómo practicar el arte de la atención plena?

Definitivamente es un arte, el comenzar a cambiar nuestros hábitos y ser consciente de lo que está sucediendo en nuestro presente sin que la mente nos envíe tantos pensamientos, es un proceso que suele ser difícil al principio, pero ¿Qué puedes hacer para sentir bienestar?

Lo primero que tienes que hacer es aceptar que el exceso de pensamientos estará presente por un buen tiempo. Menciono esto porque al tu mente tener tantos años actuando de una manera, cuando se enfrenta a la práctica de la meditación, será difícil controlarlos.

Muchos de los ejercicios mindfulness se basan en concentrarse en la respiración y será agobiante sentir que en ese momento estás muy lejos de relajarte y conectarte en la actividad.

Pero recuerda que será un entrenamiento, imagina que vas por primera vez al gimnasio, es de esperar que la primera semana te duela mucho el cuerpo. Así sucederá con tu mente, por tal motivo debes aceptar estos pensamientos y al darte cuenta de la distracción vuelve al presente.

El secreto para superar el inicio de la práctica; es aceptar con respeto que las distracciones  estarán presentes, pero debes acostumbrar a tu mente a esta nueva rutina que la aquietará.

Ejercicios para sentir bienestar con mindfulness

En esta oportunidad conocerás algunos ejercicios que te permitirá comenzar a fomentar tu bienestar, plenitud, a ser positivo, amable y a mejorar tus emociones:

Ejercicio 1 (5 minutos concentrado en tu respiración)

  • Ve a un lugar en el que estés tranquilo, siéntate cómodamente, busca una postura que te haga sentir bien y coloca el cronómetro en cinco minutos.
  • Cierra tus ojos e imagina que estás viendo hacia tu interior.
  • Al encontrarte inmóvil, comenzarás a notar el comportamiento de tu cuerpo, sentirás la fuerza de gravedad, las diferentes temperaturas en ti y tu respiración.
  • Respirarás de forma natural, respira-pausa-exhala.
  • Siente como entra la respiración, se mantiene y luego exhala.
  • Toda tu atención está en esta sensación, respirar es lo más importante para ti en este instante.
  • Si tu mente te distrae, no te enfades, regresa, vuelve a concentrarte en la respiración.
  • Cada vez será más profunda y te llevará a un estado de bienestar que te hace sentir realmente feliz.
  • Al finalizar el tiempo, abre los ojos poco a poco y celebra esta experiencia moviendo tu cuerpo y haz cualquier cosa que te alegre el día, puedes cantar o bailar.

Ejercicio 2 (De 3 a 5 minutos)

  • Ubícate en un lugar cómodo y sentado comienza a observar todo a tu alrededor. En esta oportunidad practicarás la meditación enfocado en ver sin juzgar nada.
  • Déjate llevar por los sonidos, por todo lo que ocurre en ese momento a tu alrededor.
  • Descansa la mente, si esta te recuerda algunos pensamientos negativos, con cariño vuelve a la actividad.
  • Después de transcurridos los minutos, pregúntate ¿Qué aprendí de la experiencia?

Ejercicio 3 (De 5 a 15 minutos)

  • En tu lugar favorito o en aquel en donde sientas tranquilidad, ubícate cómodamente.
  • Coloca alguna música relajante en  432 Hz y cierra los ojos.
  • Concentra toda tu atención en tu respiración, imaginando que el aire es luz de tu color preferido.
  • Imagina que respiras esa luz, la concentras dentro de ti el tiempo que te permitirá limpiar tu alma y exhala.

Puedes realizar meditaciones guiadas que te permitirán poco a poco sentir el bienestar tan deseado en estos tiempos de grandes cambios. Concéntrate en lo que haces, si caminas, concéntrate en caminar, si comes, concéntrate en comer, si estudias, concéntrate en estudiar.

Concéntrate en vivir y ser feliz