Tengo-una-fábrica-de-estrés-con-mi-familia-tóxica-imagen

Al encontrarnos en el proceso del despertar de conciencia, se nos comienzan a revelar realidades no tan agradables y una de estas es el pertenecer a una familia tóxica o disfuncional.

Mi intención con este artículo, no es ofender ni criticar a ninguna familia ya que todas están formadas con fortalezas y debilidades. Lo que deseo es que podamos identificar aquellos aspectos que nos hacen sentir mal y así comenzar a liberarnos de conflictos que son heredados, realmente estos nunca nos pertenecieron.

Al investigar sobre la importancia de una “Unión familiar sana” para poder evolucionar, comencé a encontrar información que me impactó; ya que existe especialmente en Latinoamérica un concepto errado sobre cómo debe funcionar un sistema de familia unido.

También es interesante conocer sobre algunos casos de familias que basan su sistema de unión en acciones que pueden parecer normales, pero en realidad con el tiempo causan un gran daño.

sistemas-de-familias-tóxica-imagen

Estas familias son fábricas de gran estrés para aquellos seres que piensan diferente. Lamentablemente son estilos de vida que no cambiarán y estas personas que logran ver el conflicto sufren, algunos callan, mientras otros se expresan de una forma agresiva, alterando esa burbuja tóxica de confort.

¿Qué puedo hacer si vivo en un ambiente familiar tóxico y deseo mejorarlo? Para poder lograrlo debes conocer algunos conceptos, estructuras y liberarte de culpas inculcadas para vivir tu despertar de conciencia sin lastimar a nadie.

índice

¿Cómo identifico si mi  familia es tóxica?

La familia es el conjunto de personas con una vida en común estructurada, en un sistema de jerarquía desde los padres hasta los hijos.

También se encuentran los familiares, como primos, tíos y abuelos. Es importante mencionar que las parejas de cada uno pertenecen también a esta estructura de gran importancia.

En las culturas latinoamericanas se suelen encontrar hogares en donde viven todos y deben adaptarse a las normas establecidas por los responsables o de mayor rango.

Se puede decir que estas normas, así como la forma de ver la vida de los miembros con mayor estatus en el hogar, afectará a los otros, creando un aura o ambiente que puede ser positivo o la causa de muchos conflictos.

Una familia tóxica, es aquella en las que sus acciones, comentarios y manera de ver la vida crean una ambiente sin igualdad o respeto, utilizan la culpa para mantener el control del hogar y tienden a manipular los hechos para que todo gire alrededor de esta estructura distorsionada.  

En algunas familias la comparación es el plato del día, creando rivalidad y rencores entre hermanos que deberían estar unidos.

concepto-de-familia-tóxica-imagen

Muchos lo hacen inconscientemente, son patrones heredados, lo aprendieron en su infancia y lo aplican porque sienten que funciona.

Pero tienes el derecho de desear encontrarle el sentido a la vida y trabajar en tu crecimiento personal para poder establecer una familia integrada sanamente, pero para esto deberás trabajar y entender que quien desea el cambio eres tú.

Además que debes ser una persona respetuosa, no puedes pretender imponer tu forma de ver la vida pero si el expresar lo que sientes. Si tu familia desea cambiar lo hará; de lo contrario deberás ser una persona empática y paciente para que puedan adaptarse a tus nuevas creencias.

¿Cuáles son los tipos de familias tóxicas existentes?

Es importante conocer que  todas las familias tienen algún grado de conflicto que necesitan afrontar, es parte de la vida y esto no solo ocurre este círculo intimo, también lo veremos en el trabajo o en grupos. Más las familias tóxicas suelen tener características en común.

Es de esperar que la imposición sea uno de estos aspectos pero ¿Sabías que la sobreprotección también lo es?

Familias sobreprotectoras

Todo en exceso perjudica y sí, algunas personas por amor o temor sobreprotegen a los miembros de su familia impidiéndoles que desarrollen sus diferentes etapas, afronten retos o vivan experiencias que son necesarias para lograr en su momento el crecimiento e independencia.

A la larga esta sobreprotección causa daño a todos los miembros, es complicado tanto para la persona que desea realizar su vida independiente, como para aquellos que continuarán juntos y muchos no logran manejar la situación.

Familias aglomeradas

Este tipo de familia tiende a caer en el exceso con respecto al concepto de la unión, llegando hasta el punto de considerarse asfixiante. No hay espacio para la individualidad y si alguno manifiesta su deseo, lo van a considerar como traición o falta de respeto.

Es un concepto distorsionado, ya que no permite que vivan sus propias experiencias y a la larga cualquier eventualidad puede golpear duramente a estas familias.

Familias imponentes o dominantes

Es una relación bastante conflictiva ya que el miembro con el carácter más fuerte  ordena, impone sus normas o manera de vivir, sin escuchar el deseo de los otros. En este tipo de familia la resignación es la reacción que predomina por temor a causar conflictos si no se está de acuerdo con dichas imposiciones.

Si alguno se atreve a expresarse, tendrá que estar preparado para afrontar comentarios en el que utilizarán el pasado, las culpas o una realidad distorsionada que está a favor de dichas imposiciones.

Familias desintegradas

Son familias que han vivido violencias, daños psicológicos y en el cual lamentablemente existen diferentes tipos de abusos. En esta estructura familiar los padres tienden a ser irresponsables, no asumen sus errores y las críticas destructivas prevalecen.

Los hijos crecen asumiendo los problemas de sus padres y viven con un eterno rencor hacia la vida por lo injusto que es todo. En este tipo de familia los padres culpan a otros por sus desdichas y los hijos aprenden este errado patrón.

Para ellos es complicado vivir en paz, siempre ocurre algún inconveniente en el que la agresividad aparece. Sin embargo algunos han podido romper este patrón y le brindan a sus nuevas familias una vida diferente.

El detective familiar

Cuando uno de los miembros con mayor jerarquía siente que pierde el control del resto, uno de sus mayores temores es que su estructura familiar se desintegre, entonces crea una especie de alianza con aquella persona que vibra en su misma sintonía con el fin de proteger su hogar.

Esta persona se encargará de brindar la información sobre los demás integrantes convirtiéndose en una especie de detective familiar.

Generalmente estas personas tienen la falsa creencia, que esta es la manera correcta de mantener la unión, cuando en general crean malos entendidos, distancias y conflictos.

el-chivo-expiatorio-o-detective-de-la-familia-imagen
La persona encargada de llevar y traer información tiene la capacidad de protegerse anticipando que no se puede decir nada al respecto porque es algo que le fue confiado.

Estas son relaciones que afectan a toda la familia y poder identificar a este personaje te permitirá omitir información cuando sea necesario, evitando realizar comentarios que puedan afectarte.

¿Cómo crear una familia integrada sana?

Al conocer estas estructuras familiares conflictivas y al desear no vivir tanto estrés o temor, necesitarás un modelo de familia saludable para expresar estos cambios que deseas aplicar en la tuya.

Debe existir una convivencia sana, el derecho a ser respetados, a mantener su individualidad y gran importancia al desarrollo personal de cada uno para poder ser felices.

Ciertamente también tienen normas que cumplir, pero respetando personalidades, cualidades, así como los dones de cada uno. Se preocupan por el bienestar general, no comparan, se apoyan y el logro de uno es el orgullo de todos.

Los instantes en el que se encontrarán juntos serán de calidad, todos valorarán esos días en familia, las sonrisas serán genuinas y crearán recuerdos maravillosos. Pero también respetarán el deseo de realizar actividades con otras personas, como parejas, amigos o incluso el de los padres solo con alguno de los hijos.

No estarán exentos de inconvenientes pero tendrán la madurez para hablar, sabrán cómo actuar ante las críticas ya que estas serán constructivas, solucionando así malos entendidos.

Conociendo estos aspectos, podrás comenzar a recodificar estos patrones y pacientemente poder iniciar cambios que beneficiarán a todos.

¿Qué hacer para afrontar a mi familia tóxica?

El haber vivido en un sistema familiar en donde predominan los inconvenientes, hace que sea complicado poder expresar la preocupación existente y el deseo de mejorar estas situaciones.

Lo primero que debes hacer es prepararte emocionalmente. La clave para poder tener éxito no es afrontar bruscamente la situación, es ir sutilmente actuando para que todos se vayan poco a poco adaptando, de esta manera no sentirán que lo haces por rebeldía o por llevarles la contraria.

Para comenzar el cambio deberás hacer lo siguiente:

  • Reconstruir tu confianza y la autoestima para poder afrontar la situación.
  • Aprender a establecer límites y decir no cuando lo desees, poco a poco debes enseñarles que aunque digas no, sí los amas.
  • Necesitas construir tu propia independencia, ser responsable de tus actos, dejar ese falso confort y entender que no te aprobarán muchas cosas.
  • Ser una persona respetuosa y exigir respeto e igualdad.
  • Aunque muchas veces piensas en los demás, si tú no te encuentras bien, los otros tampoco lo estarán, así que al comenzar a mejorar tu estado de ánimo, si te lo propones cambiarás el de los demás.
  • Comenzar a relacionarte con personas que vibren en tu misma frecuencia. A veces encontramos en otras personas el amor así como el respeto.

Si estos pasos no te han funcionado es momento de tomar un distanciamiento emocional de manera saludable.

La distancia emocional sana

Cuando las familias están totalmente desintegradas y tú has intentado cada uno de los pasos anteriores sin éxito, es momento de comenzar a desarrollar una distancia emocional saludable.

Recuerda que algunas personas no desean cambiar y debes entenderlo, pero tú si tienes el derecho de hacerlo, continuar trabajando en tu desarrollo personal, autoestima así como en tu confianza.

Poco a poco crea tu independencia y recuerda que dentro de ti hay una realidad diferente, un mundo que debes cultivar y es totalmente tuyo.

Puedes ir a un psicólogo para fortalecer tus cualidades. Un personal capacitado puede ayudarte a tomar las elecciones correctas y una de esta puede ser tomar distancia de aquellas personas que te hacen sufrir.

No mereces vivir en un ambiente tóxico y tu familia tarde o temprano entenderá que la unión no necesariamente  significa vivir o hacer todo juntos, te verán como una persona que ha crecido y que les brinda amor, sin dejar atrás tus sueños y metas.